Felices Fiestas, marineros.

Todo el mundo sabe que no me gusta la Navidad. Hay una infinidad de razones para ello. Sin embargo, sí me gusta leer y voy a comprarme un montón de libros para estas fechas más “relajadas”. Ayer mismo adquirí un libro a la vieja usanza: entrando en una librería, leyendo la sinopsis, ojeando el estilo de la primera página. Disfruto enormemente esa forma de leer, que comienza desde el momento en que investigas en la librería y decides qué llevarte a casa.
Yo escribo libros que me gustaría descubrir en una librería. Que me gustaría leer. Si escogéis mis mundos de misterio inventados para vosotros mismos o para regalar los demás, estupendo. Si no, que acertéis con la elección y que por cada libro os devuelvan una sonrisa.
Comienza este mes extraño, de reencuentros y desencuentros, de vacaciones extraordinarias, de noches llenas de luces. Os deseo a todos buenas lecturas y cálidas sonrisas.
Navidad2017 (1)